6 cosas que puedes aprender sobre la salud de tu perro con solo mirar sus ojos

6 cosas que puedes aprender sobre la salud de tu perro con solo mirar sus ojos

Olivia Hoover

Olivia Hoover | Jefe De Redacción | E-mail

Dicen que los ojos son las ventanas del alma, pero ¿podrían ser también ventanas para la salud de tu perro? Como los perros no pueden decirle exactamente cómo se sienten, los propietarios de perros tienen que recabar pistas de la información que les proporciona su perro. Si te da la sensación de que algo está mal con tu perro, el primer lugar que deberías mirar son sus ojos.

Los ojos de perro están conectados a los sistemas vascular y neurológico, por lo que son un almacén de información relacionada con la salud. No solo puede aprender sobre la salud de sus ojos, sino que también puede encontrar pistas sobre otros problemas de salud que puedan estar teniendo.

Entonces, ¿qué deberías estar buscando cuando mires profundamente a los ojos de tu perro?

1. Ojos rojos

Esta es una de las señales más obvias de que su perro no se siente al 100%. Si ambos ojos son rojos, o solo uno, es una señal obvia de que el ojo debe ser revisado por un profesional.

Los ojos rojos pueden ser causados ​​por una variedad de problemas diferentes que van desde menor a más grave. Las lesiones menores, como los ojos secos o los arañazos en la superficie del ojo, pueden hacer que el ojo cambie de color, pero también lo pueden ser las dolencias más graves, como la uveítis (inflamación dentro del ojo) y el glaucoma (aumento de la presión en el ojo).

2. Descarga

La descarga de los ojos es otra señal evidente de un problema de salud subyacente. La secreción acuosa, gris y rojiza, de color verde amarillento y espesa, o sanguinolenta puede indicar una lista larga de posibles problemas oculares. En general, cuanto mayor es la descarga, más grave es el problema.

La descarga puede ser causada por algo relativamente menor como la conjuntivitis (ojo rosado) o algo más grave como la queratitis (inflamación de la córnea) o la blefaritis (inflamación de los párpados).

Mientras que algunas razas tienen más secreción ocular que otras, si notas un aumento en la cantidad o consistencia, es hora de un viaje al veterinario.

3. Ojos nublados o nublados

La mayoría de las personas asume que los ojos turbios o nublados están limitados a los perros más viejos, pero puede ocurrir a cualquier edad. Hay algunas causas de ojos nublados o turbios en los perros; algunos relacionados con el trauma y otros con la enfermedad.

Los rasguños en la córnea o la inflamación dentro del ojo pueden causar más que solo enrojecimiento; puede provocar que el ojo se enturbie. Otras causas comunes son glaucoma (una acumulación de presión en los ojos) y cataratas. Las cataratas a menudo se asocian con perros mayores, pero pueden estar presentes al nacer o desarrollarse cuando los perros tienen entre uno y tres años de edad. La mayoría de las veces, el desarrollo de cataratas está relacionado con la diabetes.

4. Entrecerrar los ojos, frotar los ojos, mantenerlos cerrados o parpadear excesivamente

Si ve a su perro entrecerrar los ojos, frotarse los ojos, mantenerlos cerrados o parpadear excesivamente, generalmente indica dolor ocular. Este dolor no se debe tomar a la ligera, porque hay tantas terminaciones nerviosas sensoriales en la superficie de la córnea.

Este comportamiento de frotamiento podría deberse a una serie de problemas, como alergias o una infección. Afortunadamente, la mayoría de las causas subyacentes del dolor ocular se pueden resolver rápidamente con antibióticos tópicos.

5. Tercer párpado visible

Tener el tercer párpado de un perro visible puede ser sorprendente para los dueños y una indicación rápida de que el ojo está irritado. La aparición de un tercer párpado hinchado y visible en los perros se denomina "ojo de cereza".

6. Tamaños desiguales de la pupila

Al igual que los humanos, tener alumnos de diferentes tamaños es una indicación de que hay un problema mayor. Esta variación en el tamaño de la pupila puede ser el único problema visible, o puede combinarse con ojos rojos o nublados y con descarga.

Hay algunas razones por las que las pupilas de su perro pueden ser irregulares, todas las cuales son bastante serias. Podría deberse a un problema en el ojo, como una úlcera corneal, glaucoma o enfermedad de la retina, pero también podría estar relacionado con una enfermedad o lesión del cerebro o los nervios conectados al ojo.

Como puede ver, algunos problemas oculares son más serios que otros, pero todos deben tomarse en serio. Al monitorear regularmente los ojos de su perro, notará rápidamente si hay un cambio en su apariencia. Mientras más temprano note estos cambios, más rápido se podrán resolver y su perro podrá volver a darle sus ojos normales.

También se debe mencionar que las afecciones oculares tienen muchas causas más allá de lo que hemos cubierto en esta lista y es poco probable que todos los perros muestren los mismos síntomas. Si nota que su perro presenta estos síntomas u otros, consulte con su veterinario inmediatamente. Puede contar con su veterinario para llegar a la raíz de lo que está causando el cambio en los ojos de su perro.

Fuentes:Vetstreet, Pet Place, WebMD, PetMD, VCA Animal Hospitals

Imagen destacada a través de @bruno_and_milo / Instagram

Comparte Con Tus Amigos

Artículos Relacionados

add