¿Su ansiedad es contagiosa para su perro?

¿Su ansiedad es contagiosa para su perro?

Olivia Hoover

Olivia Hoover | Jefe De Redacción | E-mail

Fotos de: Valentina Karavaeva

¿Sentirse ansioso? Entonces hay una buena posibilidad de que tu perro también lo esté sintiendo. A continuación, le indicamos cómo saber si su perro se siente ansioso y qué puede hacer al respecto.

Los trastornos de ansiedad afectan a más de 40 millones de adultos, convirtiéndolos en la forma más común de enfermedad mental en los Estados Unidos. Tan común como es, la ansiedad es muy poco tratada simplemente porque muchas personas no pueden buscar tratamiento. Si crees que eres el único afectado por tu ansiedad, piénsalo de nuevo: también podría afectar a tu perro. Sigue leyendo para averiguar cómo.

Relacionado: Cómo detectar la verdadera ansiedad de separación en tu perro

Pueden los perros obtener ansiedad? ¿Cómo se ve?

Aunque su perro probablemente no tenga una gran reunión de negocios para prepararse o una visita de su suegra de la que preocuparse, eso no significa que no sea capaz de estar ansioso. La ansiedad es una reacción natural al estrés tanto en humanos como en animales, entonces, sí, su perro puede tener ansiedad. Pero, ¿cómo se ve realmente la ansiedad en los perros? Aquí hay algunos síntomas:

  • Aumento de la vocalización (ladridos frecuentes, lloriqueos o aullidos)
  • Aumento de comportamientos agresivos
  • Comportamientos sumisos frecuentes (mostrando su barriga)
  • Aumento en apego
  • Temblor o temblor
  • Tener accidentes en la casa
  • Comportamiento auto-mutilante (lamiendo o masticando la piel)

Cualquier cambio repentino en el comportamiento de su perro podría deberse a la ansiedad. Esto significa que necesita pasar suficiente tiempo con su perro para saber qué es "normal" para él. Si nota un cambio repentino en el comportamiento de su perro, es posible que desee llevarlo al veterinario.

Relacionado: 5 formas sin estrés para lidiar con la ansiedad de separación del perro

¿Cómo se vuelven ansiosos los perros?

Los perros tienen una forma de saber cuándo duele su dueño. Piense en una ocasión en la que estuvo herido o molesto: ¿cuánto tiempo tardó su perro en encontrarlo y ofrecerle su compañía? Los perros son muy sensibles a las emociones humanas y, en algunos casos, comienzan a asumir esas emociones. Esto a veces sucede con ansiedad. Tu perro te busca señales de cómo reaccionar ante el mundo.

Para darte un ejemplo, considera el proceso de socializar un cachorro. Al exponer al cachorro a tantas cosas nuevas como sea posible, le estás enseñando que el mundo es un lugar divertido y emocionante. Incluso si está un poco nervioso al principio, verá que las cosas nuevas no duelen y esto lo ayuda a convertirse en un perro adulto bien ajustado. Ahora bien, si siguieras el mismo proceso, pero tu le acariciaste a tu cachorro cada vez que se pusiera nervioso, le estarías enseñando que tenía razón para sentirse de esa manera y que estaría nervioso la próxima vez que enfrentara esa misma experiencia.

Así es como su ansiedad es contagiosa para su perro. Cuando proyecta sentimientos de ansiedad, nerviosismo y miedo, su perro percibirá esos sentimientos. Es posible que no entienda lo que son o por qué están sucediendo, pero puede causar que se ponga más nervioso y temeroso. Su ansiedad también puede afectar a su perro de otras maneras, interfiriendo con su capacidad de cuidarlo, llevarlo a caminar o incluso pasar mucho tiempo jugando con él.

Los trastornos de ansiedad no son cosa de risa. Si tiene problemas de ansiedad, hable con su médico sobre las opciones de tratamiento. Si no puede reunir la fuerza para hacerlo por sí mismo, al menos hágalo por su perro.

Comparte Con Tus Amigos

Artículos Relacionados

add