Eche un vistazo de cerca - Un estudio muestra que los perros se parecen a sus dueños

Eche un vistazo de cerca - Un estudio muestra que los perros se parecen a sus dueños

Olivia Hoover

Olivia Hoover | Jefe De Redacción | E-mail

Fotos de: vvvita / Shutterstock

Los científicos finalmente descubrieron qué es lo que hace que los perros se vean como sus dueños. Resulta que todo está en los ojos.

Sadahiko Nakajima, una psicóloga de la Universidad Kwansei Gakuin en Japón, ha estado tratando de descifrar este misterio por años. En un estudio de 2009, Nakajima descubrió que los participantes de la investigación podían hacer coincidir con éxito las fotos de los dueños y sus perros solo por la apariencia facial. Además de eso, también identificaron correctamente los pares falsos que los investigadores habían arrojado al azar juntos. Pero la pregunta aún persistía: ¿qué exactamente estaba ¿Eso les permitió a los participantes identificar correctamente los pares dueño-canino con tanta precisión asombrosa?

Para resolverlo, Nakajima ideó un estudio inteligente. Probó 502 estudiantes japoneses con dos hojas de prueba. En cada hoja había 20 conjuntos de fotos de pares humano-canino con sus rostros uno al lado del otro. Sin embargo, no fue tan fácil como simplemente pedirle a la gente que identificara los pares correctos. Los participantes de la investigación se dividieron en 5 grupos: al grupo uno se le mostraron fotos completas, sin obstrucciones y de lado a lado de propietarios y perros. El grupo dos vio las mismas imágenes, excepto que los ojos de los humanos estaban cubiertos por una barra negra y rectangular de 'censor'. En el grupo tres, los sujetos de la foto humana tenían la barra negra sobre la boca. Los participantes del grupo cuatro vieron las fotos, pero esta vez los perros tenían la barra negra cubriendo sus ojos. Las fotos del grupo cinco mostraban solo una franja de los pares de los humanos-perros, uno al lado del otro.

Suena un poco complicado, ¿verdad? No te preocupes: los resultados son bastante simples.

Al igual que en el primer estudio de Nakajima, el grupo que vio las fotos de cara completa de humanos y perros fue capaz de identificar correctamente (80% de las veces) a los pares de la vida real. El grupo cuyas fotos vieron las bocas de los propietarios todavía funcionaba increíblemente bien: el 73% de ellos adivinó correctamente. Sin embargo, los grupos donde se ocultaron los ojos de los dueños o los perros tuvieron un desempeño relativamente pobre: ​​su desempeño cayó a niveles estadísticamente aleatorios.

Sin embargo, el hallazgo más fascinante de este estudio involucró al grupo final: el que vio sólo los ojos de los pares perro-dueño, pero no el resto de sus caras. Un 74% de las personas en este grupo pudieron hacer coincidir correctamente los perros con sus dueños humanos. Nakajima era tan escéptico con los resultados que hizo la misma prueba nuevamente con un segundo grupo. ¿Resultado? 76% de ese grupo identificó correctamente los pares; no fue solo una casualidad.

Entonces, ¿qué tienen los ojos en sí mismos que nos permite emparejar correctamente a los dueños con sus perros? Bueno, esa parte todavía es un misterio. Si tiene alguna teoría, no dude en discutirla en los comentarios a continuación. ¡Soy todo oídos (y dientes y piel)!

[Fuente: pizarra]

Comparte Con Tus Amigos

Artículos Relacionados

add