Causas de la Mastitis Canina

Causas de la Mastitis Canina

Olivia Hoover

Olivia Hoover | Jefe De Redacción | E-mail

La mastitis canina es una infección bacteriana de una o más de las glándulas mamarias de su cachorro, localizadas en sus senos. Este tipo de infección generalmente ocurre cuando su perro está amamantando a sus cachorros, y tiene varias causas. Si nota que su cachorro tiene fiebre, está letárgico o evita amamantar a sus cachorros, puede estar sufriendo de mastitis y necesita atención veterinaria inmediata para evitar que la infección se propague.

Mastitis canina

Cuando las bacterias, incluidas las especies Escherichia coli, Staphylococcus y Streptococcus, invaden las glándulas mamarias de su perro, se infectan, según un estudio publicado en la edición de febrero de 2011 del "Brazilian Journal of Veterinary Pathology". Estas infecciones ocurren al final del embarazo de un cachorro, justo después del nacimiento o durante la pseudopreñez. La pseudopreñez, también conocida como embarazo falso, generalmente ocurre de cuatro a nueve semanas después de que su perro ingresa en celo, según el sitio web de VCA Animal Hospitals. La mastitis canina causa a su cachorro mucho dolor, enrojecimiento e inflamación de los pezones afectados. La infección puede diseminarse por todo el cuerpo, llegando a ser fatal sin tratamiento.

Causas

El embarazo y el parto pueden ser muy estresantes para un perro mamá, lo que compromete su sistema inmunológico y la abre a la infección, de acuerdo con la red de salud de mascotas. Los dientes afilados del cachorro y los arañazos de las garras de los pequeños pueden lesionar los pezones, lo que permite que entren bacterias en las glándulas mamarias, lo que provoca mastitis, advierte PetMD. Además, los parásitos, las enfermedades sistémicas y la mala nutrición pueden comprometer el sistema inmune de su perro y permitir que florezcan las bacterias, lo que provoca infecciones en las glándulas mamarias, según el Kerry Blue Terrier Club de los EE. UU. Otra causa común de mastitis canina es mantener a su perro en condiciones insalubres. Incluso destetar a sus cachorros demasiado temprano puede causar mastitis.

Tratamiento veterinario

Si nota que los senos de su perro se sienten calientes e hinchados al tacto y que su perro parece letárgico, tiene falta de apetito o se niega a amamantar a sus cachorros, puede sufrir de mastitis canina. Llévala al veterinario de inmediato para recibir tratamiento. Su veterinario examinará sus tetas, tomará muestras de su leche para examinarlas bajo un microscopio y realizará análisis de sangre en busca de signos de infección, de acuerdo con PetMD. Es probable que le recete antibióticos orales para darle a su cachorro que eliminará las bacterias de su cuerpo y ayudará a curar la infección en sus pezones. Su veterinario también puede recomendar compresas tibias para ayudar a que las glándulas mamarias se abran y drenen, según la Merck Veterinary Manual.

Prevención y consideraciones

Prevenga los problemas con la mastitis canina dándole a su cachorro la nutrición adecuada con alimentos etiquetados para el crecimiento y la reproducción, y manténgala en una caja de seguridad preventiva contra las pulgas para los caninos preñados o en lactancia. Recorte las uñas de sus cachorros para que no arañen el cuerpo o las tetas de su madre. Mantenga su hogar y su área de nido limpios, y lave su ropa de cama a diario. Si a tu cachorro se le diagnostica y se le trata por mastitis canina, es posible que no pueda amamantar a sus cachorros, por lo que tendrás que darles biberón mientras se recupera, según las recomendaciones de tu veterinario. En los casos en que la glándula mamaria de un perro sufre un absceso, puede requerir una extirpación quirúrgica, dependiendo de la gravedad.

Por Susan Paretts


Comparte Con Tus Amigos

Artículos Relacionados

add