¿Por qué los perros lamen sus propios extremos?

¿Por qué los perros lamen sus propios extremos?

Olivia Hoover

Olivia Hoover | Jefe De Redacción | E-mail

No quiero sorprender a nadie aquí, pero los perros pueden ser asquerosos. Lo escuchaste aquí primero. Los perros comen cosas groseras y se meten las narices en la entrepierna sin avergonzarse. Y, para disgusto de los dueños de perros en todas partes, a los perros les gusta lamerse los culos.

¿Por qué hacen esto? ¿Es simplemente para molestarnos y avergonzarnos?

crédito: Kostyazar / iStock / GettyImages

Aseo

Cierta cantidad de lamer en los perros es normal. Al igual que los gatos, los perros se lamen para arreglarse y su área anal no está exenta de este ritual. Dado que los perros generalmente no tienen acceso al papel higiénico, pueden lamerse para deshacerse de cualquier materia fecal que esté rondando. Bruto, pero un hecho de la vida.

Problemas de glándulas anales

Los perros tienen dos glándulas anales, también llamadas sacos anales, dentro de su ano. Estas glándulas contienen un líquido aceitoso con olor a pescado que se usa para marcar territorio y alejar a los depredadores. La mayoría de los perros liberan un poco de este líquido cada vez que defecan, pero es común que se acumule dentro de las glándulas anales y se convierta en una molestia para el perro. Cuando esto sucede, su perro necesitará expresar sus glándulas anales. (No se preocupe, la mayoría de los veterinarios y cuidadores lo harán por una tarifa nominal). Sabrá que su perro necesita que se le expresen sus glándulas si nota que se lamen excesivamente y que se deslizan, especialmente si este comportamiento está acompañado por un olor a pescado

Prurito, irritación o infección

Cada vez que su perro le preste más atención a su parte trasera, es posible que le produzca picazón o le cause incomodidad. Esto puede deberse a una infección por hongos o bacterias, una alergia o una irritación cutánea más benigna. Si notas lamer excesivamente a tu perro, es una buena idea llevarlo al veterinario. El veterinario determinará si hay una infección presente y, de ser así, qué se necesita para tratarla.

DIY: Cómo limpiar el trasero de un perro

Si tu perro tiene una infección, ¡no te asustes! Las infecciones en el área anal son comunes debido a la presencia de bacterias fecales, y generalmente se curan fácilmente con antibióticos o ungüentos.

Parásitos

Del mismo modo, el exceso de lamer puede ser un signo de parásitos, como pulgas o garrapatas. Tu perro puede estar lamiendo para calmar la picazón o el dolor causado por estos pequeños tirones. Una visita al veterinario determinará si los parásitos son los culpables, y su veterinario le recetará medicamentos (y posiblemente medidas preventivas para evitar que vuelva a suceder).

RELACIONADO: Qué hacer si tu perro tiene glándulas anales malolientes

Si su perro se lame el área anal de vez en cuando, es probable que solo se esté arreglando. Pero si notas lamidas excesivas, es una buena idea visitar al veterinario. Los perros a menudo se lamen para calmar la incomodidad, y la incomodidad puede ser una señal de que algo extraño está sucediendo, en el sentido de las agujas del reloj. Habla con tu veterinario y deja que te traiga a ti y a tu perro cómodamente hasta la normalidad.

Comparte Con Tus Amigos

Artículos Relacionados

add