El tratamiento de una herida no grave en un perro

El tratamiento de una herida no grave en un perro

Olivia Hoover

Olivia Hoover | Jefe De Redacción | E-mail

No importa si una herida abierta en su perro parece grave o no, lo mejor que puede hacer es ponerse en contacto con un veterinario. Solo un veterinario sabrá con certeza cuán grave puede ser la herida y le dará consejos profesionales sobre la mejor manera de tratarla. Tratar una herida verdaderamente no grave en un perro generalmente es una cuestión de detener cualquier sangrado y vestir el sitio, aunque su veterinario puede hacer recomendaciones más específicas con respecto a la lesión particular de su perro.

Consejo de veterinario común

Limpia suavemente la herida de un perro con agua. No administre medicamentos tópicos a menos que un veterinario lo recomiende. Su veterinario le indicará que limpie adecuadamente la herida y aplique presión para detener cualquier sangrado, así como también cómo cubrir la herida para evitar infecciones o irritaciones. Dependiendo de cómo haya herido a su perro, es posible que necesite ver al veterinario, incluso si la herida no parece ser grave. Una laceración causada por una pieza afilada de metal oxidado, por ejemplo, puede provocar tétanos incluso si el sangrado no es severo.

Por Tom Ryan


Comparte Con Tus Amigos

Artículos Relacionados

add