Almohadillas descoloridas en perros

Almohadillas descoloridas en perros

Olivia Hoover

Olivia Hoover | Jefe De Redacción | E-mail

Las almohadillas para los pies de los perros pueden decolorarse temporalmente debido a razones no médicas, como correr por el barro o el césped recién cortado. También pueden cambiar de color debido a una lesión, alergia, trauma o, en algunos casos, condiciones médicas como trastornos autoinmunes. Si su perro desarrolla almohadillas de pies descoloridas, particularmente con otros síntomas físicos inusuales, como cojera, letargo o fiebre, consulte a su veterinario para una consulta.

Los pies descoloridos pueden ser un signo de lesión. crédito: Carmelka / iStock / Getty Images

Almohadillas rojas

Las almohadillas de las patas rojas, rosadas o hinchadas pueden ser el resultado de quemaduras de asfalto, picaduras de insectos, alergias o traumas, como pisar una espina u objeto punzante. Si su perro presenta este tipo de síntomas, lave suavemente el área y examine la pata para detectar cortes, heridas punzantes u objetos incrustados. Las patas que sangran, están calientes al tacto o tienen una secreción similar a la pus deben recibir atención médica inmediata. La infección puede estar presente y su cachorro puede necesitar un antibiótico.

Pale Blue o Grey Pads

Si su perro ha estado expuesto a climas fríos y desarrolla almohadillas azules o grises pálidas, podría tener congelación y necesitar ver a un veterinario rápidamente. Otros signos de congelación incluyen patas frías, dolor, hinchazón e incluso ampollas. Las almohadillas de pata congeladas que se vuelven negras han sufrido daños graves en los tejidos. Es probable que su veterinario trate a su perro con un recalentamiento supervisado, alivio del dolor y antibióticos tópicos y orales. Algunos casos extremos pueden requerir cirugía.

Almohadillas blancas o agrietadas

Las almohadillas para los pies de los perros pueden agrietarse y secarse por la exposición a los elementos. Los perros exteriores, en particular, pueden desarrollar manchas ásperas blancas en sus patas al correr o caminar sobre superficies ásperas como concreto, rocas o arena. Mantenga las almohadillas de su perro hidratadas con cremas comerciales para almohadillas caninas o remedios caseros como vaselina. Evite usar productos hechos para humanos, ya que pueden contener sustancias tóxicas. Si las almohadillas presentan grietas profundas y sangrado, consulte a su veterinario para descartar una posible infección.

Almohadillas manchadas o ulceradas

Los perros con algunos tipos de trastornos autoinmunes pueden desarrollar almohadillas de pieles y pieles manchadas, descoloridas o ulceradas. Los tipos más comunes son foliáceo y eritematoso. Estas afecciones tienen otros síntomas, como sobrecrecimiento del cojín del pie, inflamación de los ganglios linfáticos, picazón en la piel y dolor. Otra causa menos común pero potencial de almohadillas decoloradas es el vitiligo, que ocasiona manchas en la piel que se encuentran ocasionalmente en los pies.

Comparte Con Tus Amigos

Artículos Relacionados

add