Cómo diseñar un patio trasero para perros

Cómo diseñar un patio trasero para perros

Olivia Hoover

Olivia Hoover | Jefe De Redacción | E-mail

Los perros necesitan ejercicio regularmente. Diseñar un patio trasero para el perro de la familia mantiene activas a la mascota y a sus homólogos humanos. Con algunos elementos simples en la casa o en el garaje, puede transformar fácilmente un patio trasero en un patio de recreo para perros por la tarde. Considere invitar a los caninos del vecindario a una fiesta en el patio de recreo.

Paso 1

Asegure el patio trasero. Construye o repara una valla para el patio trasero. Considere instalar un sistema de cercas subterráneas. Incluso los perros mejor entrenados pueden ser asustados por un coche ruidoso o un trueno, o atraídos por una ardilla que pasa. El patio de recreo debe ser un entorno seguro y seguro donde el perro pueda correr y jugar de forma gratuita.

Paso 2

Incluye una estación de agua para el perro. Agua fresca y limpia debe estar disponible en todo momento. Coloque un recipiente grande y robusto cerca de una manguera de jardín, para que el recipiente pueda enjuagarse y refrescarse según sea necesario. Cree sombra en esta área si es posible. Instale una marquesina portátil o use un porche trasero, toldo o saliente existente de la casa.

Paso 3

Considere las habilidades del perro antes de establecer el patio de recreo. Si el perro es mayor o tiene problemas en las articulaciones, no elija tantas actividades de escalada y saltos. Si el perro es un cachorro, sin restricciones, dele una variedad de actividades de escalada y salto.

Etapa 4

Vea un ensayo de agilidad de perros en la televisión o investíguelos en su ciudad. Imita esas actividades. Si a tu perro le encanta gatear, considera los tubos grandes para arrastrarse. Si el perro es pequeño, compre túneles de tela para gato en su tienda local de mascotas. Las tiendas de mejoras para el hogar que ofrecen suministros de plomería de grado industrial ofrecen tubos de PVC en tamaños más grandes que funcionan bien para perros más grandes.

Paso 5

Crea una estación de salto construyendo un juego de limbo. Levante la barra según sea necesario para alentar al perro a saltar más alto. Compre un kit de limbo en una tienda de juguetes para niños, o haga uno de dos bloques de cemento colocados en posición vertical, con un mango de escoba extendido entre ellos.

Paso 6

Llene una piscina de plástico redonda para bebés con agua para fomentar la actividad del agua. Los perros pequeños pueden nadar, mientras que los perros grandes disfrutarán las salpicaduras para mantenerse frescos durante su entrenamiento. Lanza bolas o anillos flotantes al agua para alentar el juego en la estación de juegos.

Paso 7

Arme una variedad de bolas para que jueguen los perros. Reúna balones de baloncesto viejos, balones de fútbol, ​​pelotas de tenis y pelotas de béisbol en una canasta de lavandería grande. Suelta todas las bolas a la vez, observa cómo corre el perro y persíguelo mientras rebota. Interactúa con el perro lanzando pelotas más pequeñas, pateando pelotas más grandes y jugando a buscar.

Comparte Con Tus Amigos

Artículos Relacionados

add