¿Cuál es el método de entrenamiento de Cesar Millan para ladrar perros?

¿Cuál es el método de entrenamiento de Cesar Millan para ladrar perros?

Olivia Hoover

Olivia Hoover | Jefe De Redacción | E-mail

César Millán, el susurrador de perros, es famoso por enseñar a los dueños de perros cómo estar tranquilos, líderes de manada dominantes. Comprender la psicología del perro, como lo hace Millan, es la clave para corregir los malos comportamientos que ha adquirido tu perro, como el ladrido excesivo. Millán quiere que los dueños de los perros se den cuenta de que sus amigos peludos están recogiendo lo que están poniendo, por así decirlo. Los perros pueden leer la energía de su dueño como un libro. Te buscan para el liderazgo, y si no lo proporcionas, tu perro asumirá ese papel, y ahí es donde comienzan las malas conductas. Así como un niño pequeño necesita ser guiado para ser un adulto civilizado, su perro necesita orientación para ser un perro civilizado.

Ejercicio, Disciplina, Afecto

Cuando un perro desarrolla problemas de comportamiento, es el dueño del perro el que necesita ser rehabilitado, no el perro. Si puede cambiar la forma en que se relaciona con su perro, debe poder corregir los malos comportamientos, incluido el ladrido excesivo. Los perros necesitan ejercicio, reglas, límites y limitaciones además del amor y afecto, y generalmente en ese orden. Cuando sigas esta fórmula, podrás corregir la mayoría de los problemas de comportamiento en perros.

Barking continuo

Nada puede ser más molesto que un perro que ladra continuamente. Revierte los nervios de todos y puede dañar su relación con su perro, sin mencionar su relación con sus vecinos. No tiene por qué ser así, pero requerirá un cierto compromiso por su parte para solucionar la situación. Los perros ladran para comunicarse con nosotros. El ladrido continuo y excesivo no es un comportamiento normal del perro. Probablemente su perro esté tratando de decirle que algo anda mal, según Cesar's Way. Probablemente no estés satisfaciendo las necesidades de tu perro.

Verificación de realidad

Es difícil no sentirse halagado cuando llegas a casa con un perro que te saluda con entusiasmo en la puerta saltando, corriendo y ladrando. Probablemente te sientas amado y apreciado por tu perro. Pero, según Cesar's Way, los perros no se saludan de esta manera de forma natural. El saludo frenético es su perro tratando de comunicar que algo anda mal. Tal vez es aburrido y solitario. La emoción es la forma en que su perro quema el exceso de energía que almacena a lo largo del día.

El ladrido es natural

Ladrar es una de las razones por las cuales algunas personas tienen un perro en primer lugar, para advertirles cuando se están acercando extraños y para proteger el hogar. Es perfectamente normal que su perro ladre cuando el cartero se acerca, por ejemplo, pero usted quiere mantener el ladrido bajo control. Para ello, establece tu papel como líder de manada. Cuando su perro ladre a un extraño, acérquese a su perro con energía calmada y asertiva para hacerle saber que lo tiene bajo control y que todo está bien.

Tomar acción

Cuando el ladrido de tu perro pasa de natural a molesto, debes tomar medidas. Dígale a su perro que pare usando una mirada que lo entienda, un sonido o una corrección física. Las correcciones físicas no significan golpear, patear o abusar de su perro de ninguna manera. Millan hace esto al poner su mano en la boca y simular un mordisco que un perro le daría a su cachorro, acompañado de un sonido corto, como "ch". El perro probablemente dejará de ladrar, pero no lo dejes aquí. El perro puede ladrar un poco más. Sea paciente y continúe este ejercicio hasta que deje de ladrar por completo.

Controle su ira

No puedes hacer que tu perro deje de ladrar a menos que estés emitiendo energía tranquila. Si estás emocionado, enojado y le gritas a tu perro, solo estás empeorando el problema. Tranquilízate antes de intentar calmar a tu perro.

Ir a caminar

Si tu perro ladra demasiado, a menudo es debido a la energía reprimida. Esta es una solución fácil. Puede liberar parte de la energía llevando a su perro a caminatas diarias durante al menos 45 minutos. Puede hacer que la caminata sea más desafiante al correr o que su perro use una mochila hecha para este propósito. También puedes jugar con tu perro más y tal vez entrar en un entrenamiento de agilidad o enseñar juegos de obediencia. Si ha intentado todo y no puede lograr que su perro deje de ladrar, es posible que necesite llamar a un entrenador de perros para que le muestre cómo hacerlo.

Comparte Con Tus Amigos

Artículos Relacionados

add