¿Cuál es la diferencia entre un Pug y un Bulldog?

¿Cuál es la diferencia entre un Pug y un Bulldog?

Olivia Hoover

Olivia Hoover | Jefe De Redacción | E-mail

Pueden parecer similares con sus caras hundidas y frentes profundamente arrugadas, pero el perro y el bulldog son dos razas distintas, cada una con una historia única y características distintivas propias.

Dos razas de dos continentes

El pug probablemente se originó en China, donde su papel era servir como un compañero querido de los monjes budistas tibetanos. Durante el año 1500, los comerciantes introdujeron pugs en Holanda, donde los perritos se convirtieron en los compañeros de elección de los miembros de la familia real holandesa. A medida que la presencia del perro se extendió a Francia e Inglaterra, procedió a deleitar a las cortes reales de estas naciones. En 1885, el American Kennel Club oficialmente registró y reconoció al pug como miembro del grupo de juguetes.

El bulldog, que a menudo se conoce como bulldog inglés, se originó en Inglaterra. Él no compartía la existencia consentida del barro amasado. El bulldog fue utilizado principalmente para el cebo de toros en las arenas deportivas hace aproximadamente 500 años. Una vez que esta práctica despiadada fue proscrita, los criadores dedicaron sus esfuerzos a suavizar el temperamento del bulldog de atacante agresivo a compañero amoroso. El American Kennel Club oficialmente dio la bienvenida al bulldog reformado en el grupo no deportivo en 1886.

Manteniendo diferentes apariencias

El pug es la raza más grande dentro del grupo de la raza del juguete. Su peso promedio oscila entre 14 y 18 libras. El bulldog es mucho más pesado, con un peso entre 40 y 50 libras. El pug y el bulldog están ambos vestidos con abrigos cortos, lisos y brillantes que requieren una preparación mínima. El pelaje de un pug es de color negro sólido o leonado con un hocico negro y marcas negras en las orejas. Los Bulldogs están disponibles en una amplia selección de colores, que incluyen rojo, blanco, leonado, atigrado y pío.

Ambas razas exhiben cabezas grandes y mandíbulas inferiores, pero las del bulldog son mucho más pronunciadas. El bulldog tiene una papada prominente. Los ojos del pug son grandes y protuberantes, mientras que los ojos del bulldog son profundos. La cola del perro se enrosca con fuerza sobre los cuartos traseros del perro, pero la cola corta del bulldog puede ser recta o enrollada hacia adentro como un sacacorchos. El bulldog tiene orejas rosadas cortas, y el pug generalmente tiene orejas de botón corto. El perro tiene piernas más largas que el bulldog, cuyo físico se define por un torso bajo y piernas más cortas. Ambos perros tienen arrugas faciales profundas y caras braquicéfalos, o empujadas hacia adentro.

Un par de personalidades agradables

Encontrar las diferencias entre el temperamento del pug y el del bulldog presenta un desafío. El bulldog de hoy es un amante, no el luchador de su época pasada. El pug y el bulldog son dos amistosos compañeros que son extrovertidos con los extraños y se llevan muy bien con los niños y la mayoría de las otras mascotas de la casa. El bulldog es un encantador digno que se contenta con ocupar el sofá. El pug es más enérgico, juguetón y entretenido.

Ambas razas poseen una tendencia obstinada con la que desafiarán a sus dueños de vez en cuando. Los futuros dueños de perros que buscan un miembro de la familia cariñoso que requiera solo un mínimo de ejercicio pueden necesitar basar su decisión más en las apariencias del pug y el bulldog ya que sus personalidades son notablemente similares. No es de extrañar que las dos razas se hayan mantenido entre las 35 razas más populares del registro del American Kennel Club.

Considere sus preocupaciones de salud

El bulldog y el perro callejero comparten algunos problemas de salud, uno de los cuales se conoce como síndrome de la vía aérea braquicefálico, una condición que resulta de la estructura facial empujada y de la vía aérea acortada. Esta condición coloca a ambos perros en alto riesgo de golpe de calor. Otro problema de salud que comparten estas dos razas es la luxación patelar, una afección en la cual la articulación de la rodilla aparece y sale de lugar. Ambas razas también tienen riesgos elevados de enfermedad periodontal debido a maloclusiones y apiñamiento dental en la boca. La displasia de cadera, una deformidad de la articulación de la cadera, se ha observado en ambos perros.

Debido a la presentación globular y sobresaliente de los ojos de la oreja, son susceptibles a lesiones, ulceración corneal y ojo seco. Algunas condiciones de salud adicionales que pueden afectar a los pugs incluyen:

  • Encefalitis de perro Pug, una inflamación incurable del cerebro que conduce a la actividad de las convulsiones y la muerte.
  • Enfermedad de Legg-Calve-Perthes, en la cual el suministro de sangre al hueso de la pierna trasera está restringido.
  • Derivación portosistémica, un defecto en el que el vaso que debe suministrar sangre al hígado transporta la sangre alrededor del hígado.
  • Hemivértebras, una deformidad de los huesos de la columna vertebral, que puede provocar una marcha y parálisis descoordinadas.

Algunas condiciones de salud que afectan bulldogs incluyen:

  • Infecciones de la piel, especialmente en las profundas arrugas y pliegues de la piel del perro.
  • Torsión gástrica, una afección potencialmente mortal en la que el estómago gira sobre su eje, cortando su suministro de sangre.
  • Cálculos en la vejiga, que son formaciones minerales que pueden causar dolor, sangre en la orina y posible bloqueo de la uretra en los hombres.
  • Ojo de cereza, un prolapso de la glándula dentro del párpado.
  • Defecto del tabique ventricular, un defecto cardíaco congénito en el que la pared ventricular no está completamente fusionada, lo que obliga a las cámaras del ventrículo del corazón a trabajar más para bombear un suministro adecuado de sangre.

Con los esfuerzos de un propietario de mantener el peso saludable de su perro, practicar una rutina de cuidado dental en el hogar y realizar chequeos veterinarios regulares, el promedio de vida del perro de presa oscila de 12 a 14 años. Incluso con el mismo cuidado diligente, sin embargo, el promedio de vida del bulldog es notablemente más corto de 8 a 10 años.

Comparte Con Tus Amigos

Artículos Relacionados

add