Comportamiento del gato después de una lesión

Comportamiento del gato después de una lesión

Olivia Hoover

Olivia Hoover | Jefe De Redacción | E-mail

Ya sea en interiores o al aire libre, hay docenas de formas en que un gato puede lesionarse. Dependiendo del método de la lesión, un gato lesionado a menudo alterará su conducta y exhibirá signos de comportamiento inusuales, a menudo en un esfuerzo por protegerse. Puede resultar difícil para los dueños de gatos, o aquellos que se cruzan con un gato herido, comprender las razones de estos comportamientos poco comunes.

Consideraciones

El cambio de comportamiento en un gato depende en gran medida del tipo de lesión que sufrió. Los signos emocionales exhibidos por un gato que ha sido maltratado o maltratado intencionalmente pueden variar mucho de los que se encuentran en un gato que ha sido herido en una pelea, o un gato que se lastimó por accidente. Para su propia protección y para el bienestar de su gato y de los gatos en general, es importante aprender a leer, interpretar y reaccionar ante esos signos.

Tipos de Comportamientos

Los dos tipos más comunes de respuestas en los gatos lesionados incluyen la agresión y la ocultación en silencio. La agresión, aunque peligrosa para los humanos y otros animales, es fácil de identificar. Por ejemplo, un gato herido a menudo morderá o arañará a la defensiva cuando se acerque. Esconder en silencio es un mecanismo de protección que puede resultar especialmente problemático ya que los felinos son notoriamente difíciles de encontrar y, por lo tanto, corren el riesgo de recibir un tratamiento retrasado o ningún tratamiento en absoluto.

Prevención

Para minimizar las lesiones, los dueños de gatos deben mantener a sus gatos adentro, especialmente cuando viven en una zona densamente poblada con caminos cercanos o, en el caso opuesto, cuando viven en un área remota pero vagada por grandes cantidades de vida silvestre y depredadores naturales al gato Si el gato se permite salir al aire libre, se recomienda instalar una puerta de gato y proporcionar un "lugar seguro" para que el gato pueda retirarse rápidamente cuando se enfrente a una amenaza.

Soluciones

Al acercarse a un gato herido que muestre signos de agresión, recuerde no solo protegerse (ya que el gato puede haberse infectado en el proceso de su propia lesión) sino también transportarlo y manejarlo de la manera más cuidadosa posible. Esto ayudará a evitar cualquier disturbio en caso de miembros rotos. Finalmente, para atraer a un gato fuera de su escondite, se recomienda tentar al gato con su comida o golosina favorita, todo mientras se comunica con una voz tranquila y serena. Si el gato está demasiado lesionado para moverse o no se puede llegar de manera segura, comuníquese con las autoridades locales de animales cuya capacitación, equipo y compromiso con el bienestar animal los convierte en socios ideales para recuperar una mascota asustada o herida.

Advertencia

A menudo, un gato herido tendrá miedo y dolor y, por lo tanto, no cooperará. En este caso, es importante tranquilizar al gato con una voz calmada y serena y acercarse lenta y cautelosamente. Una manta o toalla puede ayudar a contener al gato mientras intenta moverlo hacia un transportador. Se recomienda encarecidamente usar guantes cuando se trata de restringir y mover un gato agresivo.

Comparte Con Tus Amigos

Artículos Relacionados

add