Llagas rojas en el vientre de un perro

Llagas rojas en el vientre de un perro

Olivia Hoover

Olivia Hoover | Jefe De Redacción | E-mail

Cuando aparecen llagas rojas en el vientre de su perro, es seguro que son motivo de preocupación para usted y posiblemente un irritante irritante o irritante para su cachorro. Tenga la seguridad de que muchos tipos de llagas tienen explicaciones benignas y tratamientos simples. Sin embargo, las llagas que empeoran, se infectan o se acompañan de otros síntomas físicos requieren atención veterinaria inmediata.

Perro que es examinado por el veterinario en la oficina. crédito: samwillardphoto / iStock / Getty Images

Picaduras de insectos

Cuando los perros están afuera, sus vientres a menudo están en contacto con el suelo o el cepillo alto, lo que los hace susceptibles a las picaduras de insectos. Las garrapatas, los ácaros, las chinches, las picaduras de arañas y las picaduras de abejas y avispas pueden dejar marcas rojas, con comezón. Si cava o muerde las picaduras para raspar la picazón, podría abrir la piel circundante y crear una llaga abierta que es susceptible a la infección. Reduzca la posibilidad de picaduras de insectos usando un collar para pulgas y garrapatas en su perro, y evite dejarlo vagar en áreas con hierba alta y malezas. Lave los puntos doloridos suavemente con un jabón antibacterial y seque. Pregúntele a su veterinario sobre el uso de una crema de cortisona tópica para aliviar la picazón; esté atento a signos de infección, como inflamación o drenaje de pus. Si tu perro sigue hurgando en las llagas, considera un collar isabelino para frenar la excitación excesiva.

Irritantes químicos y productores de alérgenos

Su perro puede desarrollar verdugones o llagas si entra en contacto con un irritante químico al que es sensible. Esto podría ser un producto de limpieza del hogar o un insecticida o planta al aire libre, y varios otros materiales y sustancias. Trate las llagas como si fueran picaduras de insectos y trate de identificar y erradicar la causa del problema. Su veterinario será de gran valor para determinar qué causa las lesiones. Su veterinario puede recomendarle un antihistamínico y una crema tópica contra la picazón. Asegúrese de que todas las sustancias químicas que utiliza en su hogar sean aptas para mascotas, para proteger contra una recurrencia.

Impétigo y foliculitis

La foliculitis es una infección bacteriana que puede desarrollarse si su perro crea llagas por arañazos, picaduras de insectos u otras heridas menores abiertas o irritantes. Los signos de foliculitis incluyen verdugones o llagas. Las ampollas llenas de líquido en el estómago pueden indicar un trastorno que se encuentra más comúnmente en cachorros que en perros adultos: impétigo. Su veterinario probablemente le recetará una pomada antibacteriana tópica o un champú especial para tratar ambas afecciones. Él puede prescribir un antibiótico oral para casos más severos.

Otros asuntos

Llagas abiertas en un perro pueden significar infección parasitaria, desorden del sistema inmune, puntos calientes, sarna o incluso un problema grave de garrapatas o pulgas. Una llaga con un bulto podría ser un tumor o un quiste que necesita atención. Si su cachorro tiene otros síntomas físicos que le causan alarma, como letargo, falta de apetito, vómitos o heces con sangre, llame a su veterinario para programar una cita.

Comparte Con Tus Amigos

Artículos Relacionados

add