Mujer que publicó fotos del hocico con cinta adhesiva de su perro declarado culpable de crueldad hacia los animales

Mujer que publicó fotos del hocico con cinta adhesiva de su perro declarado culpable de crueldad hacia los animales

Olivia Hoover

Olivia Hoover | Jefe De Redacción | E-mail

En noviembre de 2015, una foto de otro perro con la boca cerrada se hizo viral. Katherine Lemansky, que también se llamaba Katie Brown en su página de Facebook, fue declarada culpable de crueldad animal ayer en un tribunal de Wake County, Carolina del Norte. El juez impuso un año de libertad condicional supervisada, pero suspendió la sentencia.

Las reacciones al juicio han sido mixtas, con algunos que expresan indignación por la falta de castigo, algunos se sorprenden de que el caso haya sido enjuiciado y otros creen que la decisión es una señal de que las autoridades están tomando más en serio los crímenes contra los animales.

El caso de Lemansky recuerda inquietantemente al de Kimberly Ann Howell, que afirmó haber cerrado el bozal de su perro como "una broma". Howell también fue declarado culpable de crueldad hacia los animales en Carolina del Norte en diciembre pasado. Aún más inquietante fue el caso de Caitlyn, la perra SC que sufrió una cicatriz permanente después de que su boca se cerró con cinta aislante durante al menos 48 horas en mayo de 2015. El caso contra el antiguo propietario de Caitlyn aún está pendiente.

Cary, Carolina del Norte Supervisor de Control de Animales Shelly Smith investigó el caso de Lemansky después de que una investigación de tres estados determinó que la foto se originó en esa área. Lemansky le dijo a Smith que todo era solo una broma y que la foto solo estaba destinada a ser enviada a su hijo. En cambio, apareció en su suministro de noticias público de Facebook el 27 de noviembre de 2015 con la leyenda:

¡Esto es lo que sucede cuando no te callas!

En respuesta a la reacción instantánea, Lemansky publicó este seguimiento más tarde el mismo día:

No se asuste a todos porque fue solo por un minuto, pero [el perro] no ha ladrado desde ... ¡PUNTO HECHO!

A pesar de los intentos de Lemansky de restarle importancia a la situación, la comunidad de bienestar animal y las autoridades no se estaban riendo. El supervisor Smith visitó la casa poco después del incidente y encontró que el perro estaba de buen ánimo sin signos de lesión, hinchazón o caída del cabello. Lemansky declaró que la cinta adhesiva estaba solo en el hocico de Brown (el perro) durante 15-20 segundos. Smith finalmente determinó que la situación no justificaba retirar al perro del hogar, pero que el caso contra Lemansky debería seguir adelante.

Durante los procedimientos judiciales de ayer, el fiscal argumentó que a pesar de que Brown no sufrió heridas visibles por la cinta adhesiva, sí causó dolor y por lo tanto constituye crueldad hacia los animales. El juez estuvo de acuerdo, y aunque Lemansky no cumplirá su condena o se le exigirá cumplir el año de libertad condicional supervisada, ella será responsable de los honorarios del tribunal.

H / T a 6abc.com

Imágenes destacadas a través de Katie Brown / Facebook (ya no activa) y World Animal News

Comparte Con Tus Amigos

Artículos Relacionados

add